COMER EN TAIWAN.

Inicio/General, Rincones, Viajes/COMER EN TAIWAN.

COMER EN TAIWAN.

¿ Qué se come en  Taiwan?. 

Las influencias chinas y japonesas están muy presentes en la amplia, variada y deliciosa oferta de su cocina, para todos  los gustos y paladares.

Incluso si nos atrevemos con el stinky tofu —tofu apestoso– cuyo nombre lo dice todo; y que es harina de soja fermentada, frita o en sopa; que impregna con su penetrante olor calles y restaurantes donde lo sirven. Pero de valientes es el mundo!.

Cerdo, soja, vegetales mil, mariscos, calamares, sepias, atún, mero, sardinas, anchoas…; y el omnipresente arroz, son los ingredientes principales de sus platos, ricos y de sabores suaves, agridulces, ahumados, picantes en ocasiones. Y baratos.

 

 

 

 

 

Algunas sugerencias al sentarse a la mesa, o comerlos en sus mercados nocturnos, pueden ser:

Beef  nodle soup, sopa de fideos con ternera y verduras.

Dumplings de gambas y carne; Pastel de cerdo al vapor con pepino encurtido; galletas de gambas…

Taiwanese beef rolls, rollitos de ternera.

Oyster pankakes, tortilla de ostras ( mas bien, ostiones, que se crían por miles de millones); y que, también, se comen con fideos de arroz.

Arroz aceitoso con carne de cerdo rallada; tortilla de rábano blanco en conserva…

Oamisua, fideos finos en sopa con ostiones y tripas de cerdo; Ro-yuan ( empanadillas rellenas, servidas con sopa); zong-zhi ( tamales rellenos de carne, nueces y setas)…

Xianglongbao, especie de bolas de masa de arroz, cerrada en una punta con 14 pliegues, hechos a mano, con sumo cuidado y sanidad, con diversos rellenos. (Los mejores que probé, fue en uno de los restaurantes de la muy extendida franquicia Ding Tai Fung, en los bajos del rascacielos 101).

 

La variedad de condimentos que acompañan sus comidas es amplia, y muy utilizada: salsa de soja, vino de arroz, aceite de sésamo, judías negras fermentadas, mostaza, guindillas picantes, cilantro…

 

 

Postres: Té con leche y bolitas de tapioca; pasteles de piña (pineaple cake), jalea de hierba con trozos de mango; hielo picado, especie de helado; y frutas de mil colores y sabores, procedentes de sus campos bendecidos por la climatología subtropical: papayas, carambola, melón, pitahaya ( o fruta del dragón), cítricos…

Restaurantes, al igual que pasa con los alojamientos, los hay para todos  los bolsillos, y de todas clases: Uno español, PURO PURO; otro francés, BISTRÓ L´AMOUR… como algo excepcional. Se puede comer en los mercados nocturnos, como el Shilin Night Market o Huaxi Street y otros mas ( los xiochi, que se sirven en pequeñas porciones, como nuestros aperitivos); otros bocados como  rellenos de verduras y carne, salchichas taiwanesas, calamar marinado y a la parrilla, tempura de almidón y carne picada, crêpes, trozos de pollo frito con pimienta-guindilla-albahaca…

 

Mi mejor recuerdo de la cocina taiwanesa es el del restaurante Water Bird, en Tainán, por sus platos diferentes y de bella presentación, y por su excepcional servicio de sala; en esta ciudad, la cuarta mayor de Taiwan, hasta donde llegamos en su famoso tren bala.

 

 

 

 

En suma, una comida para todos los gustos, para paladares abiertos a nuevos horizontes, a nuevos sabores, a nuevas texturas.

2018-04-04T17:41:49+00:00 4-abril-2018|General, Rincones, Viajes|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Avada WordPress Theme